Escrito por: Departamento Comunicación miércoles, 26 de noviembre de 2014

¿Se puede pedir una hipoteca en el extranjero?


¿Se puede pedir una hipoteca en el extranjero?


Cuando nos decidimos a pedir una hipoteca lo más importante es que nos ofrezcan un buen diferencial, que la entidad de crédito sea fiable y que en el contrato figuren cuantas menos vinculaciones mejor. Pero, ¿qué pasa si la mejor opción nos la ofrece una entidad que opera en el extranjero, es posible firmar una hipoteca con ella? Legalmente no existe ningún impedimento para poder realizar la operación, aunque si existen ciertos riegos y limitaciones.  

¿Qué perfil de personas pueden estar interesadas en firmar con un banco extranjero? Pueden darse distintos casos pero lo más común son aquellas que estén interesadas en invertir en el mercado inmobiliario en un país en desarrollo, que estén interesadas en inmuebles vacacionales o que hayan salido a buscar empleo en el extranjero pero prefieran vincular su préstamo a una entidad de su país de origen. 

¿Cómo puedo saber que entidades operan en nuestro país y cuáles no? Entendemos que los bancos que no estén dados de alta en el Banco de España como entidad registrada, es decir, que no tiene sede o ficha en nuestro país, son considerados como “extranjeros”. Por lo tanto, si queremos saber si la entidad que nos ofrece unas condiciones está considerado como “extranjero”, debemos consultar al Banco de España. Hay entidades que prefieren no invertir en abrir en abrir una entidad desde cero y optan por abrir sucursales en zonas de interés, como sucede con bancos británicos y alemanas en la costa mediterránea española. 

Es importante saber que legalmente no existe ningún impedimento a la hora de  conceder un préstamo, ya sea hipotecario o al consumo, por parte de una entidad que opere en el extranjero. Pero, existen dos grandes problemas para este tipo de operaciones. Por una parte, las entidades corren el riesgo de no localizar el cliente en caso de impago y, por otra, el procedimiento judicial en caso de una reclamación ya que la garantía hipotecaria española no sirve si se trata de una entidad que no tiene ficha oficial en el país. 

A efectos prácticos el prestatario no tiene ningún problema porque no le supone ningún riesgo firmar una operación con estas características. El riesgo lo tienen las entidades, pero si ellas deciden prestar el dinero, no hay de qué preocuparse. Lo más usual es que las entidades no concedan hipotecas a extranjeros no residentes, y cuando lo hacen, las condiciones empeoran, precisamente para cubrir los riegos derivados de la operación.  

Fuente: Idealista


Deja tu comentario

Subscribirse a entradas | Subscribirse a comentarios

Archivo de blog

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Blog - Tu solución inmobiliaria -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -